El mayor pecado del líder se llama soberbia

Soberbia (del latín superbia) se concreta con el deseo de ser preferido a otros, basándose en la satisfacción de la propia vanidad, del Yo o ego. Un gran porcentaje de los dirigentes en las empresas de nuestro país dan muestra clara de este padecimiento y aun mas, lo complementa con una fuerte dosis de orgullo que le impide pedir perdón o aceptar sugerencias para no dar muestras de sus carencias humanas.
El setenta y cinco por ciento de los líderes evaluados por sus colaboradores en fechas recientes reveló que menos del 32,3 porciento se preocupa por su desarrollo personal y de sus colaboradores, esto confirma la regla “la persona soberbia no aprende nada, ya sabe todo”.
Esta situación provoca un gran desanimo en la empresa, impactando de manera directa el clima organizacional y su relación colaborador líder.
Reduciendo al colaborador a un simple bulto listo para emplearse (el empleado) incapaz de mover un dedo si el jefe no se lo pide.
El líder debe obtener una fuerte dosis de humildad a través de la paciencia para enseñar, la sencillez para dirigir y la obediencia a sus principios y valores, el cumplimiento cabal de estos elementos no garantizan el éxito, sin embargo, no ponerlos en practica te garantizan una estática directiva que te hunde poco a poco en la miseria humana.

20110816-115607.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s