El paso de la muerte en la innovación.

El paso de la muerte de la innovación

Abandonar lo viejo

En México se practica una suerte charra denominada “el paso de la muerte” “Esta faena consiste, en que un charro montado a pelo en un caballo manso, armando un brinco se cambie a un caballo o yegua brutos” (http://es.wikipedia.org sep 2011).

El charro pone en peligro su vida por que realiza esta suerte a carrera plena y termina cuando el charro logra controlar al caballo bruto y bajarse de él.

Tres charros acompañan al valiente charro y cuando este abandona el caballo manso, los tres charros guían al caballo manso para que no se interponga en el nuevo recorrido del charro y el caballo bruto.

En los procesos  de innovación existe ésta suerte charra “incorporar los proyectos y mejoras al ciclo operativo”, al igual que el charro, el proceso de innovación corre el riesgo de morir en el intento y desmotivar al resto de la organización.

Al principio el ciclo de mejora continua es tan grande que puede llegar a ser diez veces más grande que el ciclo operativo, es decir es más fácil continuar con la operación que detenerse a pensar en como mejorar o modificar hábitos desarrollados por años.

En este proceso también es necesario hacerse acompañar por tres charros, el asesor, el líder de proyecto y el líder  del equipo, para cuando los colaboradores integren la nueva actividad al proceso, la operación no se salga de barrido y ponga en riesgo el servicio al cliente.

Más que un proceso de integración, la innovación es un estado al que se llega, a través de un fuerte programa de aprendizaje y educación continúa, el objetivo es lograr que el ciclo operativo y el ciclo de mejora sean lo mismo, es decir trabajar en base a la mejora continua la ecuación humana de valor de manera natural.

Nos es fácil dar este salto, se necesita de voluntad para hacer las cosas y conocimiento para minimizar los riegos, en muchos casos el conocimiento existe y la voluntad brilla por su ausencia.

Es necesaria una estructura adecuar la estrategia general de la empresa que permita el desarrollo de conocimiento.

Si la estructura de la empresa sigue siendo vertical y piramidal, no podemos desarrollar el ambiente necesario para el conocimiento, y esto, es un asunto demasiado escabroso” A Basurto 2005.

Son muchos líderes que han demostrado tener esa voluntad de hacer las cosas, sin embargo, al primer fracaso la inercia ancestral los hace regresar a las viejas prácticas de trabajar de  manera vertical.

Una actitud temeraria del charro  también influye en el salto, se requiere de entrenamiento y convencimiento para lograr saltos quánticos que diferencien a la empresa de su competencia.

Trabajar en base a la mejora continua de manera natural

Sistemas de trabajo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s