La persona solución

Rescate de la persona

rescatar ese pequeño órgano de nuestra cabeza llamado cerebro y ponerlo a trabajar de manera permanente, pensar es la actividad principal del líder y la debe contagiar a sus colaboradores.

El rescate de la persona es parte fundamental en la ecuación humana de valor, es el primer paso hacia la competitividad sostenible, es un indicador futuro que garantiza la permanencia en el tiempo y sobre todo que garantiza la rentabilidad de corto plazo.

En el trasiego de valores que la empresa ofrece a sus clientes se establece  un juego de trueques que  ayuda a identificar la brecha entre lo que somos y lo que queremos ser.

Un empresario se quejaba de que las cosas no le salían como él esperaba, decía que trabajaba como burro y ni así le alcanzaba, se levantaba muy temprano, mal desayunaba y comía muy tarde, al final de la jornada terminaba exhausto y sin ganas de mover un solo dedo.

En su queja el mismo estaba planteando la causa de sus males y no hacía nada para remediarlo; “trabajo como burro”.

Los burros no piensan, solo es trabajo físico y una vez agotadas sus fuerzas se desecha, gran parte de nuestros males como país es que nuestra fuerza laboral se convierte cada vez en un problema más, un problema que todos conocen pero nadie hace nada efectivo para remediarlo, se trabaja por tiempo y se “usa” a la gente; no pienses, ya lo hicimos por ti…

Y prohibido enfermarse, ya estaría de ti hacerlo, corres el riesgo de perder tu trabajo, la productividad es primero, se privilegia los resultados a la calidad de vida.

Entonces el primer paso es rescatar ese pequeño órgano de nuestra cabeza llamado cerebro y ponerlo a trabajar de manera permanente, pensar es la actividad principal del líder y la debe contagiar a sus colaboradores.

Pensar en el futuro, pensar como hacer mejor la tarea, como ofrecer productos y servicios nuevos, como ayudar  a las personas a satisfacer sus necesidades, como ser parte de la solución y dejar de ser un problema para la sociedad, para nuestro país.

Resolverle los problemas a la gente se traduce en ingresos para ti, en una solución a tus necesidades primarias, dejas de ser una carga social y te conviertes en la solución de un país ávido de crecimiento y desarrollo.

Proyecto de vida empresarial

Ser o no ser

Mexicanismo utilizado para nombrar una microempresa…

Si ya decidiste poner un changarro[1] es algo que te va demandar mucho tiempo y esfuerzo, por este motivo debes entonces elaborar más que solo un plan de negocios, debes iniciar una reflexión más profunda que incluya un proyecto de vida, donde debes reforzar tus valores, tus habilidades y tus conocimientos, cuidar tu salud porque lo peor que le puede pasar a alguien que inicia esta aventura es enfermarse.

En el trasiego de valores interviene fuertemente la voluntad de la persona, es una decisión que requiere de experiencia, iniciativa y riesgo, este punto marca el rumbo en una pendiente ascendente que después de un tiempo empieza a descender para volver a iniciar en un proceso de aprendizaje y des aprendizaje, que con el tiempo se convierte en experiencia y voluntad.

La voluntad se educa a base de ejercicios repetidos de entrenamiento, a través de los cuales uno busca lo mejor, aunque le cueste.[2] Es un ejercicio personal que sirve de detonante para iniciar el camino al logro de la meta, que en nuestro caso sería poner un changarro, el primer punto será reforzar el SER de la persona, los valores en los que crees, aquello que te motiva a seguir, tener un ideal que te haga reflexionar a la hora de las decisiones difíciles, y cuando sientas que ningún esfuerzo vale la pena, éste será el faro que te lleve a puerto seguro.

Actualmente contamos con excelentes técnicos y personas que saben HACER la actividad, iniciaron como aprendices en algún taller o acompañando al maestro como ayudantes, así como ellos, si tu deseo ultimo es poner un changarro, entonces debes acompañar a aquellas personas que tengan ya un changarro establecido y que sea su forma de vida, si quieres aprender criterios de negocios júntate con alguien que maneje estos criterios de manera natural, conoce su ambiente de negocios, observa y aprende, toma nota de los aciertos y desaciertos, saca tus conclusiones, lee a los grandes genios de los negocios, toma sus consejos, pero no te alejes de la meta, no dejes que la dispersión te seduzca, no quieras abarcar más de lo que puedes alcanzar, poco a poco muy a menudo, no es una carrera de velocidad a la que hay que llegar primero, más bien debe ser un deseo genuino de trascender en el tiempo.

Otro aspecto importante es el TENER, en este difícil camino del arte de los negocios el tener se convierte en parte sustantiva de permanencia en el mercado, es la diferencia entre existir y dejar de ser (del changarro), se requiere de disciplina y una visión clara de negocios, conocer el flujo del dinero[3] , trabajar con criterios de negocios con un fin en mente, la generación de riqueza y de trabajo, que en condiciones de justicia y equidad, actúa como motor del desarrollo de las sociedades, de la persona humana y vehículo de superación de la pobreza.[4]

[1] Changarro; Mexicanismo utilizado para nombrar una microempresa

[2] Rojas, E (1994) La conquista de la voluntad. Madrid, España: Ediciones temas de hoy

[3] Kiyosaki, R (2000) El cuadrante del flujo del dinero

[4] Doctrina Social de la Iglesia

Empleados y changarreros

Heroes desconocidos; pequeño y micro empresario
La conquista de la voluntad

Una decisión única en la vida…

En la actualidad la búsqueda de trabajo se ha convertido un verdadero viacrucis, los jóvenes son la población vulnerable a esta encrucijada de poner un negocio o emplearse para conseguir un ingreso.

Quien busca trabajo no lo va encontrar, porque trabajo no es algo que se “busque” y que se “encuentre”, el trabajo no existe, el trabajo hay que generarlo partiendo de una necesidad, partiendo de un problema que necesita una solución.

El hombre light con su escala de valores en otro nivel[1], una sociedad muy debajo de los niveles de legalidad, el hombre falto de sentido, un clase empresarial a la defensiva cuidando celosamente su patrimonio, un estado cuestionado en todos los niveles, un mercado volátil blanco de ofertas mal intencionadas, son escenarios que debemos estudiar para entender la situación precaria de muchos que buscan desesperadamente una oportunidad de vida.

Veo con agrado a muchas personas decir que van a poner un changarrito, “que será el negocio de su vida, algo que los va a sacar  “del hoyo”, y cuando les pregunto ¿de qué? La respuesta ha sido en gran medida, – de lo que caiga-.

También conozco gente que cuenta con un empleo, donde gran parte de su tiempo-vida lo ha dedicado a hacer su trabajo, cumplir con los estándares de productividad, cumplir con lo que se le pide… y cuando platico con ellos se sienten explotados, incomprendidos por el jefe, sienten que merecen más, que no valoran su trabajo.

Dos situaciones distintas que merecen nuestra atención, no para ver cual es mejor, más bien para situar a la persona y entender que es lo que está sucediendo en su entorno, hacia donde debemos dirigir los esfuerzos directivos y sobre todo como evitar recurrencias que estancan el crecimiento socio-económico.

Kiyosaki plantea en el cuadrante de flujo del dinero[2] la tetralogía empleado, autoempleado, inversionista, dueño de negocio, en un juego de negocios donde el ganador es don dinero, sin embargo plantea un sistema interesante de crecimiento, con elementos que permiten a quien lo sigue establecer una plataforma firme para la toma de decisiones, lo que no queda claro es el crecimiento de la persona.

En la ecuación humana de valor de A Basurto[3] sintetiza el desarrollo de capital humano convertido en capital intelectual, donde se inicia invirtiendo recursos y enseñanza a la persona generando activos intelectuales que fortalecen la rentabilidad de la persona a corto plazo, el desarrollo de tecnologías de proceso que fortalece el capital estructurado y la generación de riqueza basado en la inteligencia de la gente.

Cinco razones para poner un changarro.

  1. Proyecto de vida.- si ya decidiste poner un changarro es algo que te va demandar mucho tiempo y esfuerzo, por este motivo debes entonces elaborar más que solo un plan de negocios, debes iniciar una reflexión más profunda que incluya un proyecto de vida[4], donde debes reforzar tus valores, tus habilidades y tus conocimientos[5], cuidar tu salud porque lo peor que le puede pasar a alguien que inicia esta aventura es enfermarse.
  2. Persona solución.– Este proceso permite desarrollar las tablas suficientes para dejar de ser parte del problema y convertirte en solución, serás la fuente de ingresos de la familia, solución de los problemas del mercado, la persona solución toma decisiones y obtiene resultados de corto, mediano y largo plazo, trabaja en base a proyectos y sabe lo que quiere, es decir tiene una visión clara de su futuro.
  3. Aportar capital humano para el país.– Compartir conocimiento es una actitud difícil de asumir, se requiere de mucha paciencia para enseñar y humildad para aprender, y de un gran amor a México, al México de carne y hueso, con el firme compromiso de regresar a la sociedad todo lo que ha invertido en nosotros, desde la educación, salud pública y demás servicios, en un acto solidario de dar las gracias y aportar tu granito de arena.
  4. Personas competitivas países competitivos.– los países son nada sin no tienen personas, son una carga si no tienen personas soluciones, es responsabilidad del estado llegar a estos términos, sin embargo es nuestro compromiso coadyuvar para que se dé rápido, desde el respeto a las leyes y reglamentos hasta la rendición de cuentas, el país es el reflejo de su gente.
  5. Mejorar la calidad de vida.- la búsqueda de la felicidad sueño o realidad, anhelado por todos, abandonada por muchos, la plenitud de la vida donde el hombre se siente auto realizado[6], solo habría que agregarle un elemento más, la trascendencia “como quiero que me recuerden” como solución o como problema.

Lo más importante en esta decisión se centra en la voluntad de la persona, una vez ganada esa batalla las técnicas y conocimientos necesarios se pueden dar de manera sistémica en un proceso que dura toda la vida…

[1] E rojas 1992, El hombre light,

[2] Kiyosaki 2000, el cuadrante del flujo del dinero

[3] A Basurto 2005, Sistema Empresa Inteligente

[4] E Rojas 1994, La conquista de la Voluntad

[5] A Basurto 2005, Sistema Empresa Inteligente

[6] Pirámide de Maslow

Reflexiones del líder del siglo XXI

Como ser mejor persona

El líder del siglo XXI

Nos encontramos en una dinámica de cambios estructurales en el pensamiento de la humanidad, la forma en cómo nos organizamos se encuentra en un caos total, la diversidad de pensamiento donde los grupos minoritarios buscan un posicionamiento que se les escapa de las manos, un país que crece a ritmos muy lentos, un lugar donde los más pobres se vuelven más pobres y los ricos dudan de su capacidad para generar riqueza.

Una sociedad que margina al viejo y mal educa al joven, donde ser el mejor sin importar el cómo se convierte en el pan de cada día, una sociedad que ahoga sus sueños en un vaso de agua, donde la pasividad permite que el ser individual sobresalga de los motivos colectivos, donde todos se cuidan de todos y se sienten cada vez más solos, sin una razón que justifique su existir, donde se cuestiona la doctrina Patrística[1] y las masas se mueven a donde la corriente las lleva, sin importar el rumbo.

Estos acontecimientos se reflejan en la conducción de las empresas, en la falta de interés por construir  pilares firmes del crecimiento social y formativo, y no por falta de voluntad, más bien por temor a lo desconocido, un desconocimiento total del porque estamos aquí, donde la pereza de pensamiento los atrapa lentamente.

Modificar el rumbo  no será tarea fácil, romper las inercias que marcaron tendencias en todos los sentidos convierte a este ejercicio en un proceso complejo y tenebroso que necesita de la participación de cada uno de los actores en la construcción del desarrollo de las organizaciones.

Para revertir este fenómeno universal es necesario desarrollar habilidades sociales que se incrusten en el devenir diario de los equipos de trabajo, desde la capacidad para organizar a la gente, hasta la creación de valor hacia el cliente.

Es un proceso gradual que requiere una mezcla incesante de voluntad y conocimiento, donde el compromiso juega un papel importante y la asesoría del líder es parte medular de este planteamiento.

Las redes sociales es una forma de lograr este cometido, la capacidad de respuesta para convertir datos en información valiosa y traducirla en conocimiento se convierte en la fuente de generación de riqueza[2], este esfuerzo debe ir acompañado de un fuerte dosis de pertenencia, equipos de trabajo con una mística que refleje su razón de ser y el cliente lo note en los productos y servicios que recibe.

Las visitas virtuales a través de medios electrónicos, videoconferencias a distancia, videos en la red, mensajes en línea, son herramientas que acercan al líder a sus seguidores, logran su objetivo si y solo si se tiene una visión de negocio trascedente que se adapte a los tiempos, vivirla en todo su esplendor y transmitirla con pasión hasta el último rincón de la organización, donde el conocimiento este a la mano del que lo necesita, donde éste se encuentre disperso por toda la organización como una herramienta de trabajo y no como un arma de poder, donde los valores anteceden a los intereses, la ética se práctica por convicción antes que imposición, donde la verdad se busca de manera sistémica en la cotidianez operativa bajo esquemas de innovación y mejora continua de manera natural[3], donde la estética promueve la calidad de los productos y servicios que se ofrecen al cliente, es un esfuerzo completo que fortalece y da vida a todos los actores nucleares en la empresa.


[1] Relativo a la doctrina de los padres de la iglesia en defensa del cristianismo

[2] L Valdés (1995) El conocimiento es futuro, Ed Centro para la calidad total y la competitividad

[3] A Basurto (2005) Sistema Empresa Inteligente, Ed Empresa Inteligente

La propiedad del valor creado en las empresas

Los objetos de aprendizaje ahora son digitales

Los medios digitales desempeñan un papel preponderante en la gestión del conocimiento…

Un nueva forma de hacer negocios
El intelecto y el arte en los negocios…

El capital humano es un concepto compuesto adoptado por la sociedad influenciada por la economía y el avance tecnológico de las organizaciones productivas alrededor del mundo.

El capital es un factor productivo que permite generar riqueza, así como la tierra y el agua son factores que producen alimento.  Siguiendo con la identificación del concepto, podemos decir que, desde el punto de vista de derecho; -humano- es una persona física.

La persona es un ente pensante con características físicas y una fuente de inspiración que lo vuelve sociable por naturaleza (Aristóteles), el talento humano tiene cuatro elementos que sobresalen sobre todas sus características: valores, actitudes, conocimiento y habilidades, podemos entonces concluir que el capital humano es igual a la suma de estos cuatro elementos. CH=V+A+C+H

El conocimiento se enriquece con estímulos (objetos de aprendizaje) los cuales modifican la conducta del individuo, en la actualidad estos objetos son digitales, millones de personas en el mundo alimentan con datos a la red mundial de información (internet) que se encuentra disponible la 24 hrs del día.  Esta información se concentra en servidores que se interconectan a través de nodos (puntos de contacto) en todo el planeta, sin embargo, esta megared no tendría sentido si no se alimenta de millones de microredes que la mantienen operando con un flujo de información constante.

Esta información puede ser compartida o cerrada al público en general, todo depende de la razón para la cual fue creada.  Por su carácter público y su interconexión abierta, los servidores (concentradores de las bases de datos) se encuentran vulnerables a sufrir ataques cibernéticos (control de sistemas) robo de información por especialistas en sistemas de informáticos legales o no legales.  Por este motivo existen dispositivos de seguridad robustos monitoreando la red sin descanso.

El capital humano sigue entonces en una lucha constante por alcanzar niveles cada vez más complejos propios de la inteligencia del hombre, apoyado muy fuerte en el aprendizaje continúo.  En la actualidad la gestión del aprendizaje se apoya con objetos o recursos digitales de aprendizaje tales como: recursos multimedia, “blogs”, trabajos de investigación, foros de consulta, “Podcast”, videos, encuestas, etc…

Estas herramientas con estáticas, solo la persona las puede volver dinámicas utilizando su intelecto y su arte, a través de la persecución de un objetivo y un sentimiento genuino de trascender en el tiempo.  El cerebro humano tiene una gran capacidad para almacenar información, sin embargo tiene también “mucha chamba”, por este motivo requiere de ayuda para almacenar datos.

Los datos duros que no requieren de análisis o que fueron analizados con anterioridad, se pueden almacenar en los servidores utilizando los sistemas de productos de aprendizaje, para lograr este objetivo, las etiquetas ayudan a clasificar la información y los receptores informáticos ayudan a mantenerlos.

Entonces si el conocimiento es la nueva fuente de generación de riqueza, es lícito que el autor de la innovación, objetos de aprendizaje y recursos digitales no pierda su autoría, en este sentido las licencias o permisos de uso desempeñan un papel preponderante en el campo de inventiva del hombre.

La legislación de propiedad industrial forma parte del cuerpo más amplio del Derecho conocido con el nombre de Derecho de la propiedad intelectual. Por “propiedad intelectual” se entiende, en términos generales, toda creación del intelecto humano. Los derechos de propiedad intelectual protegen los intereses de los creadores al ofrecerles prerrogativas en relación con sus creaciones.

Organización mundial de la propiedad intelectual. (1992). Principios básicos de la propiedad intelectual (Publicación de la OMPI N° 895(S)) Ginebra Suiza. 

Al momento de la contratación el colaborador cede los derechos de uso, reproducción y venta de la obra para la cual fue contratado y recibe una remuneración por ese pacto entre las partes (esté escrita o no), si esa obra no está dentro de los trabajos para los cuales fue requerido, pero existe un deseo genuino de director por hacerlo (la condición se cumple) para poder hacer uso de la obra creada, sin embargo, si ésta obra otorga beneficios arriba de los esperados por el director, justo es que se recompense al creador de la obra en un acto de buena fe.

La empresa es dueña del capital estructurado (equipos, herramientas, capital, insumos) y el autor es dueño del conocimiento (capital humano), este último es el que genera valor y no el objeto creado.

Los servidores concentradores de la información son de la empresa, así como los conocimientos creados por los colaboradores son del colaborador, existe un compromiso de colaboración entre ambas partes donde uno conserva los derechos de autor y el otro la titularidad de los derechos, es decir la organización es dueña de los objetos creados por el conocimiento y la información del colaborador, de esta manera éste no pierde la autoría ya que vende o cede los derechos a un tercero, cuando esta obra supera las expectativas la recompensa (aumento salario, bonos, incentivos) sustituye al pago por la licencia para su uso.

Ing Luis Humberto Castro Gutiérrez

Células Empresariales

El intelecto y el arte en los negocios…

La empresa de la era del conocimiento

20110822-115321.jpg

Sin duda estamos siendo partícipes de la más grande transición en la historia del hombre moderno, atrás quedaron esquemas de organización que dieron fortaleza y presencia a las empresas en la era industrial, la organización piramidal es la única estructura reconocida en todos los ámbitos de desarrollo y crecimiento económico, sin embargo empieza a dar muestras de su decadencia.
La información, la tecnología y el capital humano son los tres pilares básicos de los procesos operativos, las actividades laborales, el quehacer directivo y el desarrollo del liderazgo generativo. A Basurto 2005
La información es un conjunto de datos ordenados para un fin, que sirve de insumo para generar conocimiento .
En otras palabras la velocidad con la que las organizaciones procesen los datos y los ordenen marcará la pauta para enfrentar las exigencias del mercado, así mismo, la capacidad para interpretar dicha información se convierte en conocimiento listo para detonar la innovación hacia el interior de la empresa y así poder satisfacer las necesidades presentes y futuras del cliente.
El conocimiento entonces se convierte en el eje principal para la creación de nuevo valor hacia el cliente y el único actor capaz de adelantarse a los tiempos es el colaborador, ya que este conoce de viva voz las necesidades del mercado.
Es menester contar con fuertes de dosis de liderazgo que permitan rescatar el intelecto y el arte de las personas en la actividad diaria y exponenciar el talento humano a todos los confines del universo.
Para lograr este cometido es necesario entonces desarrollar las estructuras necesarias para hacer frente a esta realidad laboral y apalancarse en la tecnología para alcanzar el desideratum de la empresa.
aun no existe un sistema de organización capaz de cubrir esta necesidad legitima en las empresas, solo parches que hacen mas lenta la agonía de la vieja estructura.
El sistema empresa inteligente es una propuesta al mundo sobre como debe ser la empresa de la era del conocimiento A Basurto 2005