Proyecto de vida empresarial

Ser o no ser

Mexicanismo utilizado para nombrar una microempresa…

Si ya decidiste poner un changarro[1] es algo que te va demandar mucho tiempo y esfuerzo, por este motivo debes entonces elaborar más que solo un plan de negocios, debes iniciar una reflexión más profunda que incluya un proyecto de vida, donde debes reforzar tus valores, tus habilidades y tus conocimientos, cuidar tu salud porque lo peor que le puede pasar a alguien que inicia esta aventura es enfermarse.

En el trasiego de valores interviene fuertemente la voluntad de la persona, es una decisión que requiere de experiencia, iniciativa y riesgo, este punto marca el rumbo en una pendiente ascendente que después de un tiempo empieza a descender para volver a iniciar en un proceso de aprendizaje y des aprendizaje, que con el tiempo se convierte en experiencia y voluntad.

La voluntad se educa a base de ejercicios repetidos de entrenamiento, a través de los cuales uno busca lo mejor, aunque le cueste.[2] Es un ejercicio personal que sirve de detonante para iniciar el camino al logro de la meta, que en nuestro caso sería poner un changarro, el primer punto será reforzar el SER de la persona, los valores en los que crees, aquello que te motiva a seguir, tener un ideal que te haga reflexionar a la hora de las decisiones difíciles, y cuando sientas que ningún esfuerzo vale la pena, éste será el faro que te lleve a puerto seguro.

Actualmente contamos con excelentes técnicos y personas que saben HACER la actividad, iniciaron como aprendices en algún taller o acompañando al maestro como ayudantes, así como ellos, si tu deseo ultimo es poner un changarro, entonces debes acompañar a aquellas personas que tengan ya un changarro establecido y que sea su forma de vida, si quieres aprender criterios de negocios júntate con alguien que maneje estos criterios de manera natural, conoce su ambiente de negocios, observa y aprende, toma nota de los aciertos y desaciertos, saca tus conclusiones, lee a los grandes genios de los negocios, toma sus consejos, pero no te alejes de la meta, no dejes que la dispersión te seduzca, no quieras abarcar más de lo que puedes alcanzar, poco a poco muy a menudo, no es una carrera de velocidad a la que hay que llegar primero, más bien debe ser un deseo genuino de trascender en el tiempo.

Otro aspecto importante es el TENER, en este difícil camino del arte de los negocios el tener se convierte en parte sustantiva de permanencia en el mercado, es la diferencia entre existir y dejar de ser (del changarro), se requiere de disciplina y una visión clara de negocios, conocer el flujo del dinero[3] , trabajar con criterios de negocios con un fin en mente, la generación de riqueza y de trabajo, que en condiciones de justicia y equidad, actúa como motor del desarrollo de las sociedades, de la persona humana y vehículo de superación de la pobreza.[4]

[1] Changarro; Mexicanismo utilizado para nombrar una microempresa

[2] Rojas, E (1994) La conquista de la voluntad. Madrid, España: Ediciones temas de hoy

[3] Kiyosaki, R (2000) El cuadrante del flujo del dinero

[4] Doctrina Social de la Iglesia

Empleados y changarreros

Heroes desconocidos; pequeño y micro empresario
La conquista de la voluntad

Una decisión única en la vida…

En la actualidad la búsqueda de trabajo se ha convertido un verdadero viacrucis, los jóvenes son la población vulnerable a esta encrucijada de poner un negocio o emplearse para conseguir un ingreso.

Quien busca trabajo no lo va encontrar, porque trabajo no es algo que se “busque” y que se “encuentre”, el trabajo no existe, el trabajo hay que generarlo partiendo de una necesidad, partiendo de un problema que necesita una solución.

El hombre light con su escala de valores en otro nivel[1], una sociedad muy debajo de los niveles de legalidad, el hombre falto de sentido, un clase empresarial a la defensiva cuidando celosamente su patrimonio, un estado cuestionado en todos los niveles, un mercado volátil blanco de ofertas mal intencionadas, son escenarios que debemos estudiar para entender la situación precaria de muchos que buscan desesperadamente una oportunidad de vida.

Veo con agrado a muchas personas decir que van a poner un changarrito, “que será el negocio de su vida, algo que los va a sacar  “del hoyo”, y cuando les pregunto ¿de qué? La respuesta ha sido en gran medida, – de lo que caiga-.

También conozco gente que cuenta con un empleo, donde gran parte de su tiempo-vida lo ha dedicado a hacer su trabajo, cumplir con los estándares de productividad, cumplir con lo que se le pide… y cuando platico con ellos se sienten explotados, incomprendidos por el jefe, sienten que merecen más, que no valoran su trabajo.

Dos situaciones distintas que merecen nuestra atención, no para ver cual es mejor, más bien para situar a la persona y entender que es lo que está sucediendo en su entorno, hacia donde debemos dirigir los esfuerzos directivos y sobre todo como evitar recurrencias que estancan el crecimiento socio-económico.

Kiyosaki plantea en el cuadrante de flujo del dinero[2] la tetralogía empleado, autoempleado, inversionista, dueño de negocio, en un juego de negocios donde el ganador es don dinero, sin embargo plantea un sistema interesante de crecimiento, con elementos que permiten a quien lo sigue establecer una plataforma firme para la toma de decisiones, lo que no queda claro es el crecimiento de la persona.

En la ecuación humana de valor de A Basurto[3] sintetiza el desarrollo de capital humano convertido en capital intelectual, donde se inicia invirtiendo recursos y enseñanza a la persona generando activos intelectuales que fortalecen la rentabilidad de la persona a corto plazo, el desarrollo de tecnologías de proceso que fortalece el capital estructurado y la generación de riqueza basado en la inteligencia de la gente.

Cinco razones para poner un changarro.

  1. Proyecto de vida.- si ya decidiste poner un changarro es algo que te va demandar mucho tiempo y esfuerzo, por este motivo debes entonces elaborar más que solo un plan de negocios, debes iniciar una reflexión más profunda que incluya un proyecto de vida[4], donde debes reforzar tus valores, tus habilidades y tus conocimientos[5], cuidar tu salud porque lo peor que le puede pasar a alguien que inicia esta aventura es enfermarse.
  2. Persona solución.– Este proceso permite desarrollar las tablas suficientes para dejar de ser parte del problema y convertirte en solución, serás la fuente de ingresos de la familia, solución de los problemas del mercado, la persona solución toma decisiones y obtiene resultados de corto, mediano y largo plazo, trabaja en base a proyectos y sabe lo que quiere, es decir tiene una visión clara de su futuro.
  3. Aportar capital humano para el país.– Compartir conocimiento es una actitud difícil de asumir, se requiere de mucha paciencia para enseñar y humildad para aprender, y de un gran amor a México, al México de carne y hueso, con el firme compromiso de regresar a la sociedad todo lo que ha invertido en nosotros, desde la educación, salud pública y demás servicios, en un acto solidario de dar las gracias y aportar tu granito de arena.
  4. Personas competitivas países competitivos.– los países son nada sin no tienen personas, son una carga si no tienen personas soluciones, es responsabilidad del estado llegar a estos términos, sin embargo es nuestro compromiso coadyuvar para que se dé rápido, desde el respeto a las leyes y reglamentos hasta la rendición de cuentas, el país es el reflejo de su gente.
  5. Mejorar la calidad de vida.- la búsqueda de la felicidad sueño o realidad, anhelado por todos, abandonada por muchos, la plenitud de la vida donde el hombre se siente auto realizado[6], solo habría que agregarle un elemento más, la trascendencia “como quiero que me recuerden” como solución o como problema.

Lo más importante en esta decisión se centra en la voluntad de la persona, una vez ganada esa batalla las técnicas y conocimientos necesarios se pueden dar de manera sistémica en un proceso que dura toda la vida…

[1] E rojas 1992, El hombre light,

[2] Kiyosaki 2000, el cuadrante del flujo del dinero

[3] A Basurto 2005, Sistema Empresa Inteligente

[4] E Rojas 1994, La conquista de la Voluntad

[5] A Basurto 2005, Sistema Empresa Inteligente

[6] Pirámide de Maslow

Pequeña obra maestra

Heroes desconocidos; pequeño y micro empresario

grandes hazañas

Nuestro recorrido nos ubica al norte de la ciudad de Mérida en la colonia Emiliano Zapata nte, en un área delimitada al norte con el club campestre, al sur con la colonia México norte, al oriente con San Antonio Cinta,  al poniente con col Campestre

Es una colonia modesta donde predomina la construcción pequeña y algunas cerradas con casas medianas, sus calles están en estado regular y el transito es lento en doble sentido, abundan los topes, su iluminación por las noches es regular.

El objetivo del recorrido es ubicar las pequeñas y medianas empresas que están establecidas en este rincón de la blanca meridana.

El primer changarro que ubique fue una estética unisex, pequeña un poco escondida por la calle 41 y la ultima empresa del recorrido fue un taller mecánico general por la calle 33 casi esquina con prolongación Montejo.

Pude contar cincuenta y nueve pequeños establecimientos de los cuales dieciocho eran talleres, trece changarros de servicios, 6 de comidas, y cinco de materiales, el resto varios.

Son lugares modestos que cumplen con un función especifica, son pequeños changarros por lo regular atendidos por el dueño, en los siguiente días voy a incursionar y entrevistar a los pequeños empresarios para ubicar sus necesidades e inquietudes en su gestión empresarial, sea esta empírica o científica, con el objetivo de identificar las características de nuestros héroes desconocidos…